Inicio Artículos Entrevistas Reportajes Reseñas Contacto
Quimera
Revista Digital Literaria
Proyecto Financiado por el Fondo de Fomento del Libro y la Lectura, convocatoria 2020

Revista Quimera©Derechos Reservados 2020

“Al trabajar con niños voy recuperando el asombro y la poesía de la infancia”

Entrevista

Pablo Carcajal, escritor

Dibujante, poeta y psicólogo de la Universidad de Valparaíso,  este autor ha destacado en el género de la poesía con los libros El montaje imposible (2001), Puta Poesía – audio libro -(2004), Esquizolud –fragmento , audio libro- (2009) y Ronda – libro álbum en colaboración con la ilustradora Sol Díaz (2010). En esta misma línea ha participado en antologías literarias en Chile, Argentina y Alemania. En el género de narrativa publicó el libro Cuentos (2008). Su trabajo literario ha obtenido diversos reconocimientos a nivel regional, nacional e internacional.  El año pasado incursionó en el libro álbum con “Tomándose y Soltándose”, un texto para niños y no tan niños.

¿ Cómo es la vida cultural en Pichilemu, en donde estás radicado desde hace unos años?

Es entretenida. Hay actividades principalmente en música, artes visuales y literatura. Para esto ha sido fundamental el Centro Cultural Agustín Ross y la Biblioteca Pública, donde hay exposiciones, talleres y recitales además de ser un punto de encuentro para la comunidad, que ahora en tiempo de cuarentena se extraña.      

¿De qué manera influye tu profesión de psicólogo en tu trabajo escritural?

Mi trabajo como psicólogo me permite estar en contacto con una gran variedad de personas, eso ya me nutre como escritor, de tener acceso a muchas historias y experiencias. Por ejemplo al trabajar con niños voy recuperando el asombro y la poesía de la infancia, re-leemos autores, hacemos juegos creativos y de todo eso siempre voy anotando ideas, haciendo dibujos, analizando, y todo eso luego lo voy trabajando en mi taller y de ahí salen poemas, cuentos e ilustraciones.














Tus trabajos anteriores en poesía han estado dedicados a los niños. ¿De dónde te proviene esa vertiente?

Recuerdo trabajos en la universidad donde tenías que hacer un taller con niños, en psicología educacional por ejemplo. Desde el primer momento me conecté con la energía de los niños, creo que por su cercanía con el dibujo, la expresión gráfica, la poesía  y la potencialidad creativa. Me sentía cómodo en ese ambiente y por lo mismo continué trabajando con niños en colegios, centros comunitarios y bibliotecas.

El dibujo es otro arte que te complementa…

El dibujo es muy importante para mí, es una fortaleza expresiva primitiva, incluso anterior a la palabra. Recuerdo que durante un tiempo de mi vida dejé de dibujar y fue una etapa en que me faltaba algo. Luego recuperé el dibujar y comencé a hacerlo cada vez más, como una necesidad biológica, y como también soy escritor, comencé a hacer ilustraciones para mis textos.

Tu más reciente obra “Tomándose y soltándose” rescata el libro álbum como herramienta de un mensaje: aceptación y maduración. ¿Cómo se gestó este libro?

Qué bueno lo leíste y rescataste esos dos conceptos! Muchas gracias por mencionarlo. El origen del libro en realidad es un misterio. Tal como he contado en las presentaciones del libro, un día apareció en mi cuaderno de dibujo Marta, la personaje del libro. Hice más dibujos, les puse diálogos y otros personajes. Creo que el libro reúne muchos elementos (emociones, experiencias, lecturas, críticas) que estaban en mí hace tiempo buscando una forma de salir al mundo. También es importante mencionar que me demoré cerca de 5 años en terminar el libro.  

¿Cómo fue el trabajo con la editorial itinerante Amukan?

Fue un trabajo de alta calidad. Eso se refleja en la edición y materialidad del libro. Desde el primer momento les encantó el libro y creyeron y confiaron en mí como autor. Aprendí mucho y estoy agradecido de trabajar con editorial Amukan. Es una editorial muy profesional, con una gran experiencia y muy creativas. Conciben el libro como un objeto artístico y saben cómo hacerlo. El libro es lo que es gracias a la colaboración que realizamos.  

Has tenido una vida profesional muy activa dentro de lo que es la ejecución de talleres de creación artística para niños y jóvenes. ¿Cómo visualizas a esta nueva generación?

El año pasado realicé talleres literarios en educación básica. Confirmé que el potencial creativo está intacto en esa edad. Son geniales. Hice un curso hace poco para trabajar la ficción digital en fomento lector. Creo que actualmente el problema sigue siendo el mismo de siempre, ¿cómo seguir siendo creativos cuando se crece, en una sociedad cómo la nuestra?.


 www.pablocarvajal.wordpress.com



Reseña