Inicio Artículos Entrevistas Reportajes Reseñas Contacto
Quimera
Revista Digital Literaria
Proyecto Financiado por el Fondo de Fomento del Libro y la Lectura, convocatoria 2020

Revista Quimera©Derechos Reservados 2020

Esta frase la consagró el profesor Mario Osses Sáenz, en sus clases de literatura chilena. Director del Instituto Pedagógico Técnico de la Universidad Técnica del Estado y docente de literatura, rara vez  abandonaba su trabajo pedagógico por razones administrativas; a veces en sus clases se le escapaba algún dicho campesino –intencionalmente- para darle un sabor criollo a sus exposiciones. Por los equivocos llegan  perjudicos (por las equivocaciones llegan los perjuicios) solía expresar con voz nasal impostada ancha y rotunda. Fue un avezado conocedor del idioma y lo domesticaba con prestancia y agudeza

Totura es un neologismo acuñado por Mario Osses, derivado del adjetivo latino totus (todo)  que  le parecía más apropiada que otro adjetivo también latino omnis, que forma palabras como omnisciente u omnívoro. De acuerdo con esta ponencia totural, en literatura confluyen todas las ciencias y usted puede analizar un poema, un cuento, una novela utilizando parámetros científicos. Hay ciencias insoslayables como filosofía, sicología, historia, sociología, hasta antropología.

Con Mario Osses, se aprendía a reconocer el valor subyacente en una obra literaria. No era mezquino en sus conocimientos. Sabía sacarle jugo a un escritor, como José Donoso, relevante de la generación del 50,  -para algunos una  invención de Enrique Lafoucarde - desde El Charleston, pasando por El obsceno pájaro de la noche hasta Casa de Campo, o advertir la trascendencia de la novela Don Segundo Sombra del argentino Ricardo Guiraldes. Tantos escritores chilenos de primer orden del siglo  XX, hoy olvidados, que han transitado por nuestra literatura y que solo se recuerdan porque son Premios Nacionales.

De Mario Osses conservo sus conferencias -Filosofía del Quijote- dictadas con ocasión del cuarto centenario del nacimiento de Miguel de Cervantes, en 1547. Las conferencias son de 1947, emitidas con  el gracejo personal del autor.  No puedo omitir su genialidad al entrechocar a tres personajes, distintos y distantes, que han dado lustre a la cultura occidental: Sócrates, Jesucristo y don Quijote; Sócrates el Sabio, Jesucristo el Santo y don Quijote.

Una vez que se acogió a retiro, el gran  orador y profesor Mario Osses, se albergó en su pardela de Isla de Maipo, adonde llegaban a visitarlo sus amigos y parientes a quienes festejaba con puñado de higos secos, además de hacerles escuchar sus enjundiosas charlas literarias y filosóficas, sobre el acontecer cultural.

LITERATURA ES TOTURA

Jaime Herrera Román