Inicio Artículos Entrevistas Reportajes Reseñas Contacto
Quimera
Revista Digital Literaria
Proyecto Financiado por el Fondo de Fomento del Libro y la Lectura, convocatoria 2020

Revista Quimera©Derechos Reservados 2020

El mundo de Paz Corral

Oralidad en busca de

permanencia

Vladimir es un vampiro.  Es un niño vampiro. Todos en su familia le dicen Vladi. Vladi  tiene 10 años (siempre) y no sueña con cuellos a los que hincar el diente, ni con noches sin luna donde pueda volar con sus alas de murciélago. Sueña con tener su propio programa de baile en televisión.


El  párrafo inicial de "El vampiro niño que soñaba con bailar" (Zig-Zag, 2012), primer libro publicado por la escritora Paz Corral Yagnam,  refleja de manera consecuente la senda trazada en su obra posterior. Ovallina de nacimiento, criada por un abuelo cinéfilo y aficionado a contar historias, la autora desarrolló desde muy temprano la afición por  escuchar, leer y relatar, formándose finalmente en la disciplina de la narración oral. "El vampiro niño que soñaba con bailar", de hecho, formaba parte de su repertorio como cuentacuentos. Si bien en un comienzo se negó a escribir, terminó cediendo a la presión de amigos y conocidos, y presentó el manuscrito a la editorial Zig- Zag, donde hoy trabaja. Para  su sorpresa, este fue aceptado dentro de una colección llamada "Lectorcitos". Desde entonces, ha escrito y publicado otros 4 libros ilustrados, configurando una producción literaria profundamente influida por el oficio "cuentero": precisión en el  lenguaje y  abundancia de la acción directa, enriquecida con exclamaciones y elementos de humor. Una prosa susceptible de ser disfrutada mediante la  lectura en  voz alta, proceproceso que difumina  la barrera entre la narrativa oral  y la  escrita.  

Editorial Ruta y Leyenda

El arte como herramienta de transformación social

Una editorial cartonera en la región de O’Higgins representa una propuesta lúdica y novedosa, que se ha ido consolidando los últimos dos años como una iniciativa cultural en constante reconversión. Ruta y Leyenda en un inicio se llamó Pulmari Ediciones, que en madzungun significa “hacer una cosa bien hecha diez veces”. Nació en el 2013 en el Centro Diurno de Rehabilitación Psicosocial de Rancagua, AFADIPS, donde su fundadora, la asistente social y escritora Erika Chalan, realizaba un taller de escritura terapéutica, “Experiencia Liberarte”, con las personas con patologías de salud mental y sus familias.  “Partimos con una premisa y la intención de probar de alguna forma que las artes son una herramienta de transformación social, y sin duda una ayuda en procesos terapéuticos”, refiere Chalan.

Al pasar los años, se cambió el nombre “Pulmari” por Ruta y Leyenda, que era otra iniciativa que se venía gestando relacionada a la narración oral y  rutas de turismo cultural  asociadas a leyendas en Machalí y Rancagua, que la escritora efectuó hasta el año 2019.

“Por ahí en el 2015, Leticia Sánchez Bustamante, Bibliotecóloga y  editora cartonera de Santiago, llegó a la Biblioteca de Machalí a hacer un taller para hacer libros cartoneros, con esto se completó nuestra editorial. Nos contó la historia de las editoriales cartoneras en Latinoamérica, fenómeno que inicia con Eloísa cartonera en el 2001 como cooperativa con un fuerte componente social”, explica Erika.








Seguir leyendo Seguir leyendo